martes, 27 de diciembre de 2011

Tengo un "tic"


Voy de paso, pero de qué paso depende. Soy muy rápido cuando oigo reir a la gente, sobre todo si la risa es sincera, porque me voy parando cuando la risa se vuelve mentira, pero a veces me gusta parame para recibir una bonita sonrisa de cualquier persona que esté queriendo a alguien.

Me gusta caminar más despacio para ver el aburrimiento. Me resulta bastante entretenido ver a la gente, en su casa, trabajo, colegio o universidad, gente a las 4 de la mañana, y gente que mira al suelo. Me suelo quedar quieto y observo, la verdad es que me tranquiliza mucho. Y por supuesto, cuando estás de vacaciones no me interesas para nada, ni cuando tienes muchas cosas que hacer no suelo quedarme por allí.

Estudié medicina, con especialidad de psiquiatría, y lo mio me costó. Desde luego me ha ido bastante bien, la gente suele decir que curo bastante bien a mis pacientes, aunque a veces me gusta que el tratamiento sea lento, pero casi nunca infinito.

Pero sobre todo, donde me paro en seco es cuando alguien me mira a los ojos, cuando el estómago me hace cosquillas que no son de hambre y cuando ese alguien pasa su dedo índice por mi espalda. Entonces me quedo quieto, incluso a veces cierro los ojos, y si los mantengo cerrados mucho tiempo no puedo comenzar a andar por miedo a chocarme con algo, así que muy pocas veces me quedo así para siempre.

Soy imparable, Invisible, Incoloro, Insípido, Inoloro e Inédito (siempre sorprendo con algo nuevo). Asi que, por tí mismo y por los dos, vamos a llevarnos bien...

(sin ti me falta el "tac")

No hay comentarios:

Publicar un comentario