miércoles, 19 de diciembre de 2012

Inacabado (II)

No sé si sabes una cosa,
pero en cuanto tiras la piedra, las consecuencias te suelen coger de la mano antes de que te dé tiempo a esconderla.

Ya sé,
que si no me convienes,
que si no te convengo,
que si no me tengo,
que si no te entiendo.

Hay veces que cuando los pies apuntan a un sitio sólo te queda echar a andar hacia allí. Y el pasado siempre detrás, en los talones.
Llámame Aquiles, si quieres.

Que joder, sólo quería verte una vez más
debajo de la lluvia de Prince,
morada,
o del color que tú quisieras.

Piensa que así no es que estemos mejor,
pero al menos estamos,
juntos,
o alguna otra palabra que no suene a piedra, consecuencia o escondida.

1 comentario: